Hábito portada
enero 30, 2022
Hábito portada

Crear un comportamiento a partir de un hábito no es tarea fácil, en mi caso por ejemplo nunca, nunca, nunca.. hice ejercicio rutinariamente, hasta que llegué a Rio de Janeiro y mi cuerpo no podía sobrevivir a estar encerrado a 45 grados centígrados entonces salía a caminar ¡mucho! 

Muy temprano en la mañana y por la noche, además casi dos años no tuve trabajo hasta que me re-inventé, por lo que tenía mucho tiempo libre y mucho estrés… esto me hizo buscar deportes para estar mejor. Pero tranquila, no tienes que llegar al sufrimiento para lograr un cambio de hábitos, esto no sería saludable, aunque a veces podría ayudar.

¿Por qué te cuento esto? Porque quisiera hablarte de los hábitos que tenemos, de los que creamos con el tiempo o por necesidad (como yo) o de aquellos que necesitamos cambiar de vez en cuando.

Siento que este momento del año es bueno para conversar sobre hábitos porque siempre empezamos los años proponiéndonos cosas como: voy a hacer ejercicio, voy a leer más libros, dejaré de comer comida basura, etc, etc, etc…

La semana pasada, como soy una apasionada por escuchar podcast, llegó a mi vida, o “casualmente” google me recomendó un programa llamado Períodico y Café con Gabo Salinas donde encontré la teoría de Tiny Habits que quiero compartir contigo, sumada a un poco de mi experiencia que es lo que te estoy compartiendo.

Me gustó la teoría de este libro de BJ Fogg y seguro que la puedes poner en práctica para este inicio de 2022.

Hacer que un comportamiento sea radicalmente pequeño es la piedra angular del método Tiny Habits por una razón: es una forma infalible de hacer que algo sea más fácil de lograr, lo que significa que a menudo es un buen lugar para comenzar, independientemente de tus niveles de motivación. 

Cuando un comportamiento es realmente fácil, no se necesita confiar en la motivación para que suceda.

Fogg indica que los hábitos son como las plantas.

Formar un hábito es cómo cultivar una planta. 

Déjame explicar . . .

  • Comienzas con algo diminuto (una semilla o un brote).
  • Encuentras un buen lugar para ello plantarlo, ya sea en tu jardín, terraza, balcón o simplemente una maceta (tierra adecuada, luz, humedad).
  • Nutres tu pequeña planta para que las raíces se establezcan.
  • Al hacer estas tres cosas, tu pequeña planta echará raíces y prosperará.

 Apliquemos los puntos anteriores a cómo funciona la formación de hábitos:

  • Empiezas con un pequeño comportamiento.
  • Encuentras un buen lugar en tu rutina diaria para poner este pequeño comportamiento.
  • Alimentas tu pequeño comportamiento para que se establezca firmemente en tu vida.
  • Al hacer estas tres cosas, tu nuevo hábito echará raíces y prosperará.

Con la práctica, formarás hábitos más fácilmente o menos difícilmente 😜.

Por supuesto, no serás perfecto. Al igual que con la jardinería, hay algo de prueba y error, siempre hay algo que aprender. Pero mejorarás. Aprenderás nuevas habilidades y ganarás confianza. Y esto, a su vez, puede cambiar tu vida en gran medida.

Concéntrate primero en lo pequeño

​En el método Tiny Habits, siempre comienzas con un comportamiento pequeño como por ejemplo: Leer una oración en un libro, ponerte zapatos para caminar, tomar una respiración profunda.

¿Por qué empezar diminuto?

Porque los comportamientos difíciles requieren un alto nivel de motivación. Tú ya has visto esto en tu propia vida. Si te enfrentas a una tarea difícil, como limpiar toda la casa, no la harás a menos que tu nivel de motivación sea alto.

De hecho, cuando necesites limpiar tu casa a fondo, invita a tus amigos a una fiesta, esto aumentará tu motivación y hará la difícil tarea de limpieza, más fácil – ya lo has vivido ¿verdad?. O como en mi caso del ejercicio, mi motivación era muy alta porque necesitaba seguir estando bien mentalmente en Rio de Janeiro.

Como seres humanos, nuestro nivel de motivación para cualquier comportamiento sube y baja con el tiempo ¡Eso es natural! Y no siempre se puede confiar en tener un alto nivel de motivación. La realidad es que para limpiar la casa, hacer ejercicio o cortar verduras, tu motivación será siempre baja.

Depender mucho de la motivación para crear un hábito no funciona. Prueba la teoría de Tiny Habits. Cuando un comportamiento es realmente fácil, como volver a poner una revista en el estante, no es necesario organizar una fiesta para tener éxito o sufrir para tener que empezar a hacer ejercicio. En otras palabras, cuando un comportamiento es fácil, no necesita depender de la motivación. Simplemente vuelve a colocar la revista en el estante y listo.

Lo simple es poderoso. Al igual que con las plantas: comienzas pequeño. Echa raíces. Y luego crecen.

Para terminar te dejo el proceso para que comiences a incluir pequeño hábitos en tus rutinas:

hábito

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Posts relacionados