carrera
junio 30, 2022

Después de unos días de vacaciones y un par de semanas volviendo a la realidad, regreso contigo en mi NewsLetter semanal para volver a conversar sobre los interesantes temas de Carrera Profesional en el mundo BANI que hoy vivimos.

Los últimos años han afectado el sentido de identidad de muchas personas. La pandemia ha dado paso a nuevas formas de trabajar, una nueva comprensión de la salud y la seguridad de nuestras familias y, a menudo, nuevas prioridades para lo que queremos de nuestra carrera profesional y vida personal. Esto puede hacernos sentir inseguros y en algunas ocasiones hambrientos de cambio: nos damos cuenta de que queremos algo diferente, incluso si no podemos identificar exactamente qué.

El profesor Carter Cast, clínico de emprendimiento en la Escuela Kellogg y autor de The Right-and Wrong-Stuff: How Brilliant Careers are Made and Unmade, describe la desconexión entre nuestros valores declarados y nuestros comportamientos reales como una «brecha de integridad».

Estas brechas a menudo emergen gradualmente, cuando nos encontramos haciendo evaluación de nuestros valores y enfrentamos intercambios que pueden erosionar nuestro sentido de integridad personal.

Por ejemplo, un graduado de MBA puede asumir un rol que requiere una gran carga de trabajo y muchos viajes, prometiendo no perder el contacto con buenos amigos y comprometiéndose a quedarse solo el tiempo que sea necesario para adquirir habilidades laborales específicas, ¡pero!, se dan cuenta de que los rigores del trabajo pueden amenazar con afectar sus relaciones y pasatiempos. Sin embargo, está dispuesto a aceptar esta situación agotadora, sabiendo que es por un tiempo limitado. Hasta que no lo es. El dinero es bueno, y dos años se convierten en tres, luego en cuatro, luego en cinco. Muy pronto, su vida personal no refleja ni remotamente sus intenciones.

Se puede evitar una brecha de integridad a través de la reflexión y la recalibración constante, a continuación, quisiera compartir herramientas para mantener tus valores y acciones más alineados a tu carrera:

1. Comprométete a Auto-Auditorías Regulares o lo que llamamos más frecuentemente autoconocimiento:

Comprender tanto tus valores, esas cosas lo suficientemente importantes para tí que no quieres que sean parte de ninguna compensación, como tus motivos, lo que te da energía y te llena, es fundamental para tomar mejores decisiones profesionales en tu carrera. Obtener esa comprensión requiere un poco de autorreflexión.

“Consulta contigo mismo de manera regular, sobre lo que te motiva y lo que consideras más importante en tu vida. Si haces esto, será menos probable que te encuentres en un trabajo que ya no se alinee con tus valores”.

Tal vez te has quedado demasiado tiempo en un trabajo al que dedicas los fines de semana, o quizá ya no sientes que estás progresando o ya no te desafía. Tal vez solo quieras pasar más tiempo con las personas que amas. Reconocer eso puede ser difícil, especialmente para las personas de alto rendimiento o llamadas “high-performers».

Eventualmente, podrás darte cuenta de la importancia de tener un agudo sentido de lo que te motiva y energiza. Este conocimiento te ayudará a identificar trabajos congruentes con esas motivaciones.

Puedes hacerte algunas preguntas como: ¿Cómo o dónde encuentro un lugar donde me puedan pagar por hacer lo que amo? Esa pregunta alimenta la autoexploración y puedes empezar a escuchar a tu yo interior y hacer cambios en tu vida para seguirlo. Por ejemplo en mi caso eso significó darme cuenta de que me encantaba enseñar y aconsejar a la gente. A partir de ahí, me di cuenta de que realmente quería ser profesora y Coach, no ejecutiva de alto nivel”. Aunque lo sabía desde siempre, ¡la verdad! Solo hacía que se callara.

En el libro que te recomiendo arriba, el autor sugiere realizar una auto-auditoría en dos partes. Primero, crea una lista actividad por actividad de cómo pasas tu tiempo, a partir del último mes de actividades en t u calendario. Luego, etiqueta cada actividad según la consideres «creadora de energía», «neutral» o «reductora de energía». Coloca color a tu auditoría: rojo para reductores de energía, amarillo para actividades neutrales y verde para creadores de energía.

Al final del mes, saca la auditoría y busca tendencias. ¿Algunas actividades te dan energía? Si es así, ¿cómo puedes crear un entorno de trabajo en el que hagas más de eso? ¿Algunas actividades te desmotivan? ¿Puedes quitártelas de tu plato?

2. Establece límites

Armado con el resultado de tu auditoría de tiempo y energía, puedes comenzar a re-configurar tu calendario general para acercarte a las actividades que te energizan, mientras defines dónde están tus límites.

Por ejemplo, si tu trabajo exige muchas horas que afectan negativamente al tiempo que pasas con tu familia, establece límites definidos para que el trabajo sea más tolerable. Esto podría significar cenar con tu familia una cierta cantidad de noches a la semana o limitar la cantidad de llamadas nocturnas que estás dispuesto a atender.

“La mayoría de las brechas de integridad surgen cuando ignoramos, o nunca establecemos, nuestros no negociables, depende de ti saber dónde está esa línea. ¿Cuáles son tus no negociables?

Cada decisión que tomas sobre cómo pasas tu tiempo es una negociación interna. ¿Deberías reunirte con un vendedor que cree que hay una solución para tu empresa o deberías ver el partido de fútbol de tu hija? ¿Deberías estar en el mercado hablando con los clientes o en tu oficina, dedicando tiempo ininterrumpido a concentrarte en la estrategia? ¿Deberías tomar un vuelo nocturno para llegar temprano donde un cliente o hacer ejercicio y dormir bien por la noche?

“No cedas esa decisión a otra persona, incluido tu jefe, el hecho de que puedas hacer que algo encaje en tu calendario no significa que debas hacerlo encajar”.

3. Crea pequeñas pruebas para navegar hacia el futuro

Una de las razones por las que puede ser tan desafiante abordar una desalineación entre lo que quieres hacer y lo que estás haciendo es que una nueva posición deseada a menudo requiere nuevas habilidades que llevarán tiempo desarrollar.

No es como si accionaras un interruptor y de repente estuvieras preparado para hacer algo diferente ¡no! Hay que sembrar nuevas oportunidades y desarrollar las habilidades necesarias.

Para ayudar a cerrar esta brecha, Cast, el autor del libro recomienda dos actividades prácticas:

Primero, realiza un análisis de la brecha de habilidades en el que enumeras las habilidades clave necesarias para el trabajo de tus sueños y luego te califiques en cada área de habilidades para encontrar dónde eres más fuerte y dónde puedes necesitar capacitación y desarrollo adicionales.

Crea esta lista, y luego la perfeccionas en un número de alrededor de cinco habilidades y competencias clave, hablando con altos ejecutivos de tu empresa, un Coach, mentores, entre otros. Luego crea un plan de acción para tratar de cerrar las diversas brechas de habilidades.

La segunda actividad que recomienda Cast es hacer lo que él llama «pequeñas apuestas».

En el método de emprendimiento lean startup, creas hipótesis, desarrollas prototipos y los pruebas”. “Aprendes, luego repites, una y otra vez hasta que lo haces bien.

Te recomiendo un enfoque similar para el desarrollo profesional. Crea y prueba varias hipótesis para un futuro profesional soñado.

Hazte la pregunta ¿qué me gustaría hacer en cinco años? Anota las tres o cuatro ideas. Luego diseña pequeñas pruebas para ver si el zapato te calza, para evaluar si cada idea de esa carrera profesional resuena contigo.

Si, por ejemplo, crees que puedes querer convertirse en profesor en el futuro, la «pequeña apuesta» puede incluir presentarte en una clase como profesor invitado. Si eso va bien, intenta co-enseñar una clase con un profesor experimentado. Eso puede darte una mejor idea de los rigores del trabajo. Siiii sigues entusiasmado con la enseñanza después de eso, puedes programar una reunión con un decano para averiguar si hay disponible un puesto más duradero en la escuela, este al menos fue mi primer camino en mi cambio de carrera profesional.

“Rara vez he visto a personas que saben lo que van a hacer en cinco años y luego simplemente lo hacen. En cambio, aprendemos y nos ajustamos. No tenía idea de que al día de hoy iba a terminar siendo una Coach de Desarrollo de Carrera Profesional, Liderazgo femenino y Maestra de Universidad. Siempre pensé que iba a tomar otro y otro y otro trabajo, hasta llegar a CEO. Pero mantuve la mente abierta y la curiosidad y continúa ajustando y probando ideas, lo que me llevó por este camino tan diferente”.

Si quieres apoyo en este camino de encontrar lo que es tu pasión y ganar dinero de ello, contáctame: www.alexandraponton.com/contacto

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Posts relacionados