trabajo híbrido
febrero 23, 2022
trabajo hibrido

Muchos de nosotros ya hemos migrado a un modelo de trabajo híbrido, y esta es una de las tantas razones por las que seguiremos enfrentando cambios e incertidumbres como nunca antes.

Según HBR, la investigación en psicología organizacional sugiere que hay tres habilidades que te ayudarán a navegar esta nueva era del trabajo híbrido:

  • La curiosidad, predice tu voluntad de aprender y hacer crecer tu potencial.
  • La empatía  te ayuda a entender lo que otros están pensando y sintiendo.
  • La apertura a la experiencia que te ayuda a desafiar tus propias expectativas y cuestionar tus suposiciones.

%

de los trabajadores quieren permanecer remotos y no están interesados en regresar a sus oficinas físicas.

La pandemia de Covid-19 ha cambiado drásticamente cómo y dónde trabajamos. En EE.UU. el 60% de los trabajadores quieren permanecer remotos y no están interesados ​​en regresar a sus oficinas físicas. Por lo tanto los/as líderes como tú enfrentan el desafío de diseñar lugares de trabajo híbridos.

Esta nueva forma de trabajar brindará a las personas la flexibilidad de elegir cuándo, cómo y dónde trabajar. Si bien esto puede ser liberador para algunos, navegar este cambio aún puede no ser fácil para muchos de nosotros.

Yo digo que: encerrarnos fue “fácil”, porque era una cuestión de supervivencia… sacarnos de donde estamos, eso sí es tarea titánica, porque vimos que hay muchas ventajas en trabajar de forma remota, y no es más cuestión de supervivencia volver a los espacios físicos.

Los estudios psicológicos demuestran que nuestra capacidad para desempeñarnos, y prosperar en el trabajo, dependen de la interacción con el entorno y nuestras personalidades únicas. Esto significa que aquellos que necesitan estructura, que tienen dificultades para colaborar con otros y que se resisten al cambio estarán en una desventaja significativa en el lugar de trabajo híbrido.

La mayoría de nosotros necesitaremos aprender nuevas formas de administrarnos a nosotros mismos.

La buena noticia es que podemos comenzar a navegar por el trabajo híbrido y mantener nuestras carreras encaminadas al comprender nuestras personalidades únicas, específicamente, los comportamientos que nos resultan más naturales, así como nuestros puntos ciegos.

La base para todo cambio de comportamiento y desarrollo personal es la auto-conciencia.

Ser más conscientes de cómo nuestras tendencias naturales afectan la forma en que pensamos, resolvemos problemas y nos relacionamos con los demás en diversas situaciones.

Por eso es tan importante dedicar tiempo a reflexionar sobre qué aspectos de tu personalidad dificultarán tener una carrera exitosa en el tipo de trabajo híbrido; y una vez que hagas esto, puedes comenzar a construir un plan de desarrollo factible y enfocado, que mejorará y hará crecer tus talentos.

Tus próximos pasos dependen de tu personalidad y ambiciones únicas. Podemos hoy profundizar en las tres de las cuales iniciamos hablando:

Curiosidad

La curiosidad predice tu voluntad de aprender y continuar aumentando tu potencial. Los entornos de trabajo híbridos exigen aprender por tu cuenta.

Eso significa que debes comportarte más como un estudiante motivado: preguntando por qué, alimentando tu mente hambrienta y siendo proactivo para invertir en tu propia experiencia y conocimiento. En los viejos tiempos del trabajo, las personas aprendían sobre todo haciendo y viendo a los demás. Hoy, es importante poder resistir las distracciones, concentrarse y sumergirse en las tareas, ya sea que estés solo, en un café o en la oficina.

La curiosidad predispone a las personas a comportarse de manera empresarial e intraempresarial: que se involucran en una resolución de problemas más creativa y que tienen una mayor tendencia a conectarse con personas que son diferentes.

Esto hace que los entornos híbridos sean perfectos para los empleados curiosos.

No solo son recompensados ​​con un entorno novedoso y dinámico que se adapta a su mente inquisitiva; también tienen la oportunidad de trabajar y colaborar con personas que viven lejos y probablemente tendrán diversas experiencias, antecedentes y valores.

Para mantenerte en la cima del juego, deberás aprovechar la curiosidad y dirigir tu propio desarrollo.

  • Intenta aprender nuevas habilidades a través de cursos en línea
  • Busca comunidades profesionales virtuales y
  • Utiliza esta flexibilidad recién adquirida para experimentar y probar nuevas soluciones a los problemas que puedan surgir.

Empatía

Las interacciones sociales son complejas, llenas de ambigüedades y ambivalencias. Esto es aún más cierto cuando no puedes estar cara a cara con las personas, cuando te encuentras con personas en línea y fuera de línea a la vez, y cuando tienes que discernir lo que los demás quieren hacer.

  • Incluso cuando no los has visto en mucho tiempo.
  • ¿Cómo puedes saber si tu jefe está contento contigo?
  • ¿Cómo sabes con seguridad lo que quiere tu cliente?
  • ¿Y cómo puede saber si tus colegas están molestos o enojados por algo?

La empatía te ayuda a comprender lo que otras personas piensan y sienten. No podrás simpatizar con otras personas ni sentir la necesidad de mostrarles amabilidad a menos que primero conozcas sus puntos de vista.

Una técnica muy sencilla y eficaz para ayudar a desarrollar la empatía es la toma de perspectiva. La próxima vez que pidas ayuda a un colega o necesites dar tu opinión, dedica unos minutos a reflexionar sobre cómo se puede percibir e interpretar tu mensaje o comportamiento. Por ejemplo, puedes reflexionar sobre cómo podría reaccionar tu abrumado colega ante una solicitud de ayuda de última hora, o cómo se sentiría tu reporte directo acerca de un inocente mensaje de Slack enviado después del horario laboral.

Cuanto más practiques esto, más podrás responder y navegar las emociones de los demás.

Estar abierto a la experiencia

Hoy vemos cómo la era híbrida del mundo ha diluido las reglas y normas que rigen el trabajo, es mucho más probable que prosperes si puedes encontrar formas de generar nuevas ideas, convertir esas ideas en innovaciones geniales y estar abierto a nuevas formas de trabajar.

La apertura te ayuda a desafiar tus propias expectativas y cuestionar tus suposiciones. Se basa en un profundo interés por explorar cosas nuevas y sentirte cómodo con situaciones inesperadas e impredecibles.

La apertura comprende un grupo de hábitos y comportamientos que son más importantes hoy que nunca. Por ejemplo, es más probable que las personas abiertas pasen el rato con otras personas que no son como ellos; están más interesados ​​en comprender diversas opiniones y creencias; tienen un interés natural en la creatividad y la innovación; y es más probable que cuestionan el statu quo. Según HBR en su investigación muestra que los líderes abiertos tienden a ser inspiradores y transformadores y tienen una capacidad superior para unir a diferentes personas.

Una forma poderosa pero simple de volverte más abierto es aventurarse fuera de tu zona de confort. Obligarse a aprender, discutir o experimentar cosas que desafían tus suposiciones básicas es una excelente manera de desarrollar flexibilidad y familiaridad con la incertidumbre.
Por ejemplo, puedes tratar de chatear con personas que no están en tu equipo, ofrecerte como voluntario para nuevas tareas o establecer un compromiso cada semana para hacer algo diferente.

El objetivo clave es asegurarte de que estás haciendo intentos activos de exponerte a la novedad, la diferencia y el cambio.

Si bien el cambio es perturbador e incómodo, también es inevitable. Aunque no podemos predecir el futuro, podemos ser proactivos al invertir en nosotros mismos. Comprender nuestras personalidades y trabajar para convertirnos en personas más curiosas, empáticas y abiertas espero que estos muchos consejos te ayuden a cumplir con las nuevas demandas del mundo híbrido y aprovechar nuevas oportunidades que harán crecer tu carrera.

Artículo traducido y adaptado de Harvard Business Research

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Posts relacionados